Causa abierta

La adicción al sexo y su relación con la soledad

Causa abierta

Cualquiera que navegue a menudo por la red puede haberse percatado de la cantidad de información que ronda por Internet acerca de la adicción al sexo. Y es que hoy está de moda hablar, escribir y comentar sobre sexo: la impotencia, las pastillas masculina y femenina, las posturas, el sexo seguro y, cómo no, la adicción al sexo. La información sexual está por todas partes.

Huir de emociones conflictivas

En todo este lío de información, me he encontrado con un pequeño artículo muy interesante en el blog Chapi Escarlata, en la página web del diario gratuito 20 minutos. En él se deja claro algo que es necesario, y es que no son tantísimos los adictos al sexo como cabría pensar atendiendo a la importancia que se le da. Internet no siempre es un buen medidor de la importancia de las cosas…

Además, el artículo difunde brevemente las ideas del psicólogo Eduardo Cabrera. Este doctor es especialista en Psicología clínica y profesor del Instituto de Psicología y Psicoterapia Post-Racionalista de Roma. Pues bien, según Cabrera, la soledad es un factor clave a la hora de desarrollar la adicción al sexo.

Algunas personas, para Eduardo Cabrera, son incapaces de asumir su soledad. Esto las lleva a mantener relaciones sexuales o a masturbarse de forma compulsiva a fin de huir de emociones conflictivas. Por supuesto, hay que diferenciar entre abundancia de sexo y adicción, y es que el sexo es una adicción si interfiere en la vida cotidiana, perjudica a las relaciones personales y se vive con sentimientos como la culpa o la vergüenza. Lo otro es simplemente… una vida sexual muy activa.

Si al comienzo del post he llamado la atención sobre la aclaración de que los adictos al sexo no son tantos como podría parecer, es porque este mismo psicólogo avisa de que no es el número de relaciones sexuales o masturbaciones diarias el indicativo de que estemos ante una adicción sexual. No, sino se hace de una manera compulsiva ni afecta negativamente a la vida cotidiana. Un buen ejemplo a no seguir es Tiger Woods , cuya adicción al sexo le ha supuesto serios problemas profesionales y de pareja.

De hecho, según algunos autores como Patrick Carnes, las adicciones sexuales afectan al 6% de los varones y al 3% de las mujeres. No es para tanto, aunque habría que hacer comparaciones temporales, ya que sí podría llegar a ser un problema, y más aún si efectivamente la soledad juega un papel tan importante en el desarrollo de la adicción.

Me quedo con un comentario al mismo artículo de Chapi Escarlata: “Si trabajo al día 8 horas, duermo 8 horas, veo la tele 4 horas, 2 horas para las comidas y 5 minutos para el sexo, ¿a qué soy adicto?”.

Para terminar, no es tan sólo la soledad lo que puede causar adicción al sexo. La excesiva importancia concedida a la imagen exterior y a la opinión de los demás puede provocar este tipo de comportamientos.

2 thoughts on “La adicción al sexo y su relación con la soledad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies