Skip to main content
escuela de danza

Aprender a bailar con una escuela de danza desde pequeñas

Todas las niñas en edades comprendidas entre los cuatro y los diez años quieren ser bailarinas, todas sueñan con ponerse un tutú y unas zapatillas que les permita estar de puntillas más tiempo del que lo están ahora, todas las niñas sueñan con dar cien vueltas y no marearse. Afortunadamente, a todas estas niñas se les puede cumplir el sueño, ya que no es difícil encontrar una escuela de danza a la que apuntarse para formarse en el mundo del baile.

Estas escuelas hacen varias funciones, no solo consiguen que las niñas y niños consigan tener un buen movimiento rítmico, consiguen que las niñas y niños pierdan la timidez, consiguen que muchos niños consigan una psicomotricidad mejor, consiguen que los niños se relacionen, que pierdan el miedo escénico y a que sepan expresar con el cuerpo de igual modo que con las palabras. Las escuelas de danza para adultos consiguen lo mismo, pero con personas adultas, muchas de estas personas no buscan ser bailarinas y bailarines, quieren mantenerse en forma, ser más elásticos, dejar de estar siempre encorvados por andar con mucha prisa, y también buscan relacionarse con otras personas y ser capaces de trabajar en grupo.

Las clases de danza ayudan con la expresión corporal, hoy en día los niños están tan centrados en los videojuegos, en las redes sociales y en los videos de you tube que se olvidan de moverse, no salen a la calle a moverse, no practican deportes regularmente y no se relacionan con otros niños fuera del colegio. Este problema queda resuelto con las clases de baile. Gracias a ello conseguiremos evitar todos los problemas antes detallados.

Conseguiremos acabar con el sedentarismo, ya que hay que trasladarse hasta la escuela de danza, allí harán estiramientos y movimientos imposibles, fortalecerán los músculos, conseguirán ser mas agiles y más flexibles. Una hora practicando movimientos rítmicos y conseguirás que todos los músculos de cuerpo se muevan. La amistad es muy importante en edades tempranas. Haciendo deporte, se hacen muy buenos amigos ya que a los niños que acuden a estas clases los une el gusto por la danza, por la música, por la danza, tener cosas en común con los amigos es muy importante.

Un buen propósito para este año puede ser el de apuntar a vuestra peque a una academia: conseguiremos con esto sorprenderla, hacer que le guste la música, conseguir que se mueva más de lo que lo hace y hacer que haga ejercicio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies