Ciudad de México

Las ciudades, protagonistas del Día Mundial de la Salud 2010

Ciudad de México

La Organización Mundial de la Salud celebrará este año el Día Mundial de la Salud bajo el lema Mil ciudades, mil vidas. A lo largo de esta semana, entre el 7 y el 11 de abril, se celebrarán eventos en todo el mundo en torno a las ciudades y su relación con la salud.

Mil ciudades, mil vidas

El lema de la OMS para este Día Mundial de la Salud tiene dos partes. Por un lado, con Mil ciudades se pretende abrir espacios públicos a la salud, reflexionar sobre el efecto de la vida urbana en la salud de la gente. Por su parte, con Mil vidas se pretende reunir mil relatos de personas que hayan promovido la salud urbana.

Las ciudades, dado su rapidísimo crecimiento (1,2 millones al día entre 1995 y 2005), no pueden tener una importancia menor si hablamos de salud mundial. Y es que casi todo el crecimiento demográfico de los próximos 30 años va a darse en las zonas urbanas. Esto supondrá un crecimiento desmesurado de las ya enormes megalópolis.

Hay que hacer un inciso en esto de las ciudades: cuando en el mundo occidental se habla de la vida urbana, se suelen hacer pocas referencias a la miseria que implica. Pues bien, esa miseria existe -y es cada vez mayor- en las ciudades del llamado Primer Mundo.

En las megalópolis de los países pobres (y de países cuyo crecimiento económico es reconocido como un éxito por los jefes del mundo) la miseria se multiplica, y mucho. Están formadas por elitistas centros financieros, barrios residenciales de millonarios, altos ejecutivos y nuevos ricos, y gigantescos suburbios en los que reinan la miseria, la violencia y la enfermedad de todo tipo.

Las ciudades, lejos de ser lugares de encuentro cosmopolita y centros de prosperidad, cultura y salud, serán núcleos de pobreza predominantes en 2035, según datos del Banco Mundial.

La imposibilidad para muchos de llevar una vida sana en las grandes ciudades ha hecho que la OMS destaque la salud urbana como algo primordial en la lucha contra enfermedades originadas, sobre todo, por la vida en la ciudad. Las ciudades, como puede comprobarse viendo los suburbios, han crecido de una manera desmesurada en los últimos años. Tanto, que los gobiernos no han podido gestionar la provisión de servicios básicos. Seguramente tampoco entraba eso en sus planes más urgentes.

En este panorama, las ciudades se han convertido en lugares en los que abundan el agua y el aire contaminados, la violencia por todas partes, la corrupción y la brutalidad policial, el tabaquismo, el alcoholismo y otras drogadicciones, así como una alimentación muy poco saludable y enfermedades mentales de todo tipo.

Las ciudades, pues, no son actualmente los mejores sitios donde vivir si se trata de llevar una vida sana. Al menos, no para los 100 millones de personas que viven en suburbios, es decir, un tercio de la población mundial. Y todo eso no afecta sólo a los más pobres.

La iniciativa de la OMS tiene como objetivo incentivar a las ciudades a proveer de servicios básicos a sus habitantes. Servicios que no sirvan sólo para la curación de enfermedades, sino también para la mejora de las condiciones de vida. Las instalaciones deportivas, las zonas verdes, la descongestión, las zonas peatonales… Todo eso puede ayudar a evitar que el problema vaya a más.

Según la OMS, los datos sobre salud infantil, de una muestra de 47 países, muestran una “mayor desigualdad socioeconómica en las áreas urbanas que en las rurales”. Esto no sorprende: en cualquier pueblo es difícil ver alguien que se muera de hambre si no hay una hambruna generalizada, la gente no se llena los pulmones de humo diariamente, la actividad física es mayor y, algo muy importante, la comunicación es directa y el cariño y los cuidados, constantes y reales.

La intención de la OMS, por supuesto, es buena. Sin embargo, habría que pararse a pensar, y quizás nos daríamos cuenta de que no se trata de gestionar mejor las megalópolis, sino de volver a atrás, que las personas no sean expulsadas (por la economía o por la fuerza) de sus pueblos… Claro que para eso es necesario un esfuerzo mayor y que unos pocos no se llenen los bolsillos con quilates de oro mientras otros esnifan pegamento por las calles.

2 thoughts on “Las ciudades, protagonistas del Día Mundial de la Salud 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies