Elnuevoherald

La influencia del colesterol en la sangre

Elnuevoherald
Elnuevoherald

El colesterol es una molécula con aspecto graso, que se encuentra presente en los tejidos y en la sangre, en niveles elevados, en más de la mitad de la población adulta española.

El hígado es el órgano que produce una mayor cantidad de colesterol en el cuerpo humano, generando alrededor de 1000 mg de esta molécula al día para posibilitar su correcto funcionamiento. De hecho, un 85% del colesterol de una persona es producido por su propio cuerpo, mientras que el 15% restante procede de los alimentos ingeridos.

Controlar el valor nutricional de los alimentos

Esto conlleva la necesidad de llevar un control sobre el valor nutricional de los alimentos que se consumen, con el fin de no traspasar las cantidades diarias recomendadas en lo que se refiere fundamentalmente a las grasas saturadas y ácidos transgrasos, que son los que contienen una mayor cantidad de colesterol.

El principal hándicap del colesterol es que no se diluye en la sangre, sino que se une a las proteínas dando lugar a lipoproteínas, que conducen el colesterol a través de la sangre, por lo que es importante ingerir alimentos nulos o bajos en colesterol como las verduras o determinados tipos de pescado.

Las lipoproteínas pueden ser de dos tipos en función de los niveles de proteínas que presenten:

  • Colesterol bueno o HDL, que traslada el colesterol sobrante de vuelta al hígado para su disolución.
  • Colesterol malo o LDL, que no conduce el colesterol hasta el hígado, sino que lo deposita en las arterias.

Cuando el cuerpo tiene cubiertos los niveles de colesterol que necesita, el HDL puede ser insuficiente para la eliminación del colesterol sobrante y este excedente puede dar lugar a la acumulación del colesterol en las paredes de las arterias, provocando la disminución del flujo sanguíneo y las consecuentes enfermedades asociadas a los niveles altos de colesterol como un aumento del riesgo de ictus cerebral, infarto cardíaco o la afectación de las extremidades. De ahí la importancia de controlar la alimentación y hacerse análisis periódicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies