Skip to main content

Cómo superar las agujetas: consejos de salud para recuperarse

Las agujetas pueden llegar a ser algo muy incómodo. Hablamos de un dolor muscular que se produce pasado un tiempo de realizar un ejercicio físico reiterado y que no solemos hacer normalmente.

Este dolor en los músculos (habitualmente en las extremidades) se puede producir en torno a las 12-24 horas de que hemos realizado una actividad física no habitual o con un grado de intensidad mayor que el que solíamos dar.

Los síntomas de una persona con agujetas suelen ser: tensiones musculares, pérdida de fuerza, tumefacción y sensibilidad en la parte dolorida.

 

¿Por qué se producen las agujetas?

 

Las agujetas se producen debido a que el movimiento constante de los músculos genera una serie de microroturas en estos. Como consecuencia, el músculo se inflama y sentimos el dolor de estas pequeñas heridas que no podemos ver.

Otras teorías apuntan a que se podría producir una acumulación de ácido láctico en la parte donde sentimos el dolor. No obstante, lo cierto es que hay personas que no generan ácido láctico y también sufren de agujetas.

 

Cómo recuperarse de las agujetas

 

Algo que puede ayudar a evitar el dolor de las agujetas es el pre entreno amix. Se trata de un suplemento nutricional muy beneficioso para los músculos, que ayuda a recuperar el músculo después del ejercicio y genera mayor resistencia y fuerza, además de fortalecer el sistema inmunológico.

Hay otros métodos también caseros que pueden ayudar a paliar los efectos de las agujetas. Por ejemplo, colocar un paño caliente en la zona afectada y efectuar pequeños masajes para aliviar el dolor.

Otro sistema que a veces se utiliza es la hidroterapia, que consiste en introducir el o los miembros afectados en el agua, realizando pequeños estiramientos controlados.

En cualquiera de los casos, hay que tener en cuenta también que las agujetas son pasajeras. Si guardamos reposo durante un tiempo, las agujetas desaparecerán por sí solas. También es conveniente tener en cuenta un aspecto fundamental: y es que cuanta más actividad física hagamos, más difícil será que experimentos agujetas, ya que nuestro músculo se vuelve más resistente y no se producirán tantas roturas como consecuencia del ejercicio físico no habitual y reiterado.

Esperamos que estos consejos te ayuden a superar las agujetas. Si las estás pasando en este momento, descansa, masaje la zona en la que sientes dolor muscular y no dejes de hacer ejercicio físico. Pero, eso sí, aliméntate bien, repón líquidos y toma suplementos ricos en proteínas para fortalecer tus músculos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies