La concepción: un milagro de la naturaleza

La concepción: un milagro de la naturaleza

La concepción: un milagro de la naturalezaA pesar de la cantidad de casos de embarazos no deseados, lo cierto es que la concepción es en realidad algo bastante complicado. Quedarse embarazada no es tan fácil, y para conseguirlo las parejas tardan entre seis meses y un año, lo cual da una idea de la dificultad. Hay que tener en cuenta que esto es así en parejas sin ningún problema de fertilidad.

Aprovechar el periodo de ovulación

Para quedarse embarazada es recomendable aprovechar el periodo de ovulación de la mujer. Durante estos días, su fertilidad está por las nubes. Esto ocurre hacia la mitad del ciclo menstrual, cuando un óvulo sale de uno de los ovarios.

Disfrutar de relaciones sexuales durante estos días (entre el decimotercero y el decimoquinto del periodo) aumenta enormemente la probabilidad de que se produzca la fecundación, es decir, el encuentro de uno de los espermatozoides con el óvulo en las trompas de Falopio.

No es señal de ningún problema no conseguirlo a la primera. De hecho, y dependiendo de muchos factores entre los que se encuentra la edad de la pareja, normalmente se tarda entre seis meses y un año en lograr el embarazo. No hay que preocuparse. No obstante, si se tarda más, sí es recomendable acudir a un especialista para llevar a cabo un tratamiento de fertilidad y concepción.

Según algunos ginecólogos, lo ideal es mantener relaciones sexuales justo antes y justo después del día en que se produce la ovulación. Esto es, si se trata de un periodo regular de 28 días, la pareja tendría que mantener relaciones sexuales el 13 y el 15, para favorecer que se produzca la fecundación.

Otros ginecólogos creen que es mejor intentarlo tres días antes de la ovulación, ya que durante estos días el moco cervical ofrece unas condiciones óptimas para la supervivencia de los espermatozoides.

La concepción es, pues, un mecanismo natural muy complejo en el que intervienen muchos y muy variados factores. Es por ello que no basta con eyacular, sino que deben darse al mismo tiempo muchas condiciones que posibilitan la fecundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies