Enfermedad de Riley-Day

Síndrome de Riley-Day: dolor sin dolor

Enfermedad de Riley-Day
Síndrome de Riley-Day

El síndrome de Riley-Day es la antítesis del sueño zen: se trata de un raro trastorno que altera los nervios del organismo. ¿El resultado?, un enfermo sufre de total incapacidad para reaccionar frente al dolor. A diferencia de lo que buscan los monjes, en éste caso nada tiene que ver la concentración o la determinación. El problema se trata pura y exclusivamente de una disfunción natural, un desorden.

Riley-Day. La enfermedad

Dicha insensibilidad al dolor físico es mucho más peligrosa de lo que parece pues conduce a lesiones involuntarias dadas por una total incapacidad para medir el riesgo. Así, a menudo, los individuos que desarrollan éste tipo de insuficiencia en la percepción nerviosa suelen fallecer a causa de golpes, heridas, quemaduras o roturas. Desgraciadamente el tiempo estimado de vida de un enfermo con Riley-Day es sumamente corto.

Los síntomas de ésta rara enfermedad caracterizada por la ausencia de respuesta al estimulo doloroso también abarcan diarrea y estreñimiento, escoliosis severa, disminución en el sentido del gusto, ronchas en la piel, dificultades para alimentarse, deficiencia en el crecimiento, apnea, falta de coordinación, convulsiones, fiebre, presión sanguínea alta e hipotonía.

Los tratamientos posibles son escasos, aún así éstos incluyen un entero sistema de protección contra lesiones, terapia anticonvulsivantes si se presentan convulsiones, gotas para los ojos para prevenir su resecamiento e, incluso, antieméticos para controlar el vómito. Como vemos, son muchos los detalles que se deben tener en cuenta pues prácticamente un enfermo de ésta clase no tiene manera alguna de protección.

En la actualidad, los avances con respecto al control del síndrome Riley-Day (enfermedad también conocida bajo otros nombres como disautonomía familiar o neuropatía sensorial) ha logrado, aún a falta de grandes curas, aumentar la expectativa de vida que de todos modos es corta: son de un 50% las chances de que un enfermo supere la barrera de los 30 años.

2 thoughts on “Síndrome de Riley-Day: dolor sin dolor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies