La cosa de las cosas

Los geriatras rechazan la jubilación a los 67 años

La cosa de las cosas
La cosa de las cosas

La Sociedad Española de Geriatría, representada por su presidente, Pedro Gil, ha criticado la propuesta del Gobierno español de ampliar la edad de jubilación hasta los 67 años. Esta medida “puede empeorar la sensación de bienestar” de los españoles, según el presidente de esta sociedad científica. Una medida que supone un atraso en la salud y el bienestar de los trabajadores.

Acaba con “un bien social que se había conseguido”

Según Pedro Gil, esta medida propuesta acabaría con “un bien social que se había conseguido”, y se trata de un ataque a la salud de muchos trabajadores, que continuarían dos años más “arrastrando problemas de salud en sus trabajos”. La propuesta fue anunciada por el ministro de Trabajo poco después de que el FMI y los millonarios reunidos en Davos abroncasen al Gobierno por su política para afrontar la crisis económica.

Los geriatras avisan de que el retraso de la jubilación puede hacer crecer la siniestralidad y el número de bajas laborales. “Está demostrado que poco a poco se van perdiendo las capacidades auditivas y visuales, y los reflejos y la capacidad de reacción es más lenta”, aseguró Pedro Gil. En realidad, nada que nadie sepa, pero parece que las verdades universales son más creíbles en boca de un científico.

Pedro Gil, en su declaración, critica la medida del Gobierno por no diferenciar entre unas profesiones y otras. Efectivamente, no es lo mismo trabajar descargando camiones o pasar ocho horas al día sentado frente a un ordenador hasta los 65 años (y dos más), que otros trabajos más dependientes de la experiencia y que se pueden realizar perfectamente hasta con 70 años si el profesional cuenta con perfectas facultades.

“Uno no puede poner un límite tan drástico”, dijo el presidente de la Sociedad Española de Geriatría, llamando la atención sobre los profesionales que sufren depresión en la jubilación, por encontrarse aún en perfectas condiciones para trabajar. De cualquier modo, la ampliación de la edad de jubilación es un ataque a la salud de la mayoría de los trabajadores, muchos de los cuales ya desde los 55 están deseosos de dejar la herramienta a un lado y poder, por fin, descansar junto a los suyos.

Y es un ataque a la salud de los trabajadores por varias cuestiones. Por un lado, como avisan los geriatras, aumenta el riesgo de accidentes laborales. Por otro, el cuerpo es mucho más frágil y, aunque no haya accidentes, llegará en peores condiciones a la jubilación. Y, además, por la felicidad, que no suele encontrarse en el trabajo sino en los paseos, las conversaciones, el cuidado de los nietos, el vino del bar, los bailes, el silencio cómplice…

Viviremos más que antes, pero si esos años de más se convierten en tiempo trabajado, de poco sirve.

2 thoughts on “Los geriatras rechazan la jubilación a los 67 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies