Actuar con rapidez, esencial para recuperarse de un ictus

Actuar con rapidez, esencial para recuperarse de un ictus

Actuar con rapidez, esencial para recuperarse de un ictusEl 20 de octubre se celebra el Día Mundial del Ictus, una enfermedad que, según el Instituto Nacional de Estadística, afecta cada año a entre 120.000 y 130.000 españoles. Esta enfermedad, que supone una interrupción del suministro a cualquier parte del cerebro, es la segunda causa de muerte en España y la primera en las mujeres.

Actuar con rapidez, clave para recuperarse de un ictus

Coincidiendo con la conmemoración de este día dedicado a esta dolencia que afecta a la salud y al bienestar de quienes lo sufren, los expertos en esta dolencia insisten en la importancia de “la rapidez” a la hora de tratar a los pacientes que han sufrido un ictus. Y es que si el enfermo cumple con determinados criterios, se puede instaurar un tratamiento farmacológico que acabe con el trombo responsable de la perfusión cerebral.

Por eso, algunos hospitales, como la Clínica La Luz de Madrid, llevan a cabo una campaña para concienciar sobre la importancia de “las primeras horas” desde que los afectados por esta enfermedad comienzan a sentir los primeros síntomas.

Y es que, las consecuencias de los ictus las sufren en España nada menos que 300.000 personas y alrededor de 80.000 fallecen.

Entre los síntomas del ictus se encuentran la pérdida de movilidad o fuerza en un brazo, el una pierna o en la cara, así como síntomas extraños como un dolor de cabeza repentino o incluso vértigos. Si notamos algo así, debemos acudir cuanto antes al hospital para que los especialistas nos diagnostiquen. El tiempo puede salvarnos la vida.

Además de salvarnos la vida, si un neurólogo nos atiende en los primeros momentos del ictus, la probabilidad de quedar con secuelas graves se reduce a la mitad.

Los ictus, de los cuales se puede sobrevivir sin secuelas, como es el caso de la periodista María Escario, por ejemplo, puede ocurrir o bien por la aparición de un coágulo en un vaso que lleva sangre al cerebro –sería ictus isquémico- o por la rotura de uno de esos vasos, filtrándose la sangre dentro del cerebro y causando lo que conocemos como ictus hemorrágico.

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies