Acerca de los ataques al corazón.

Periodontitis: una enfermedad bucal que puede influir en los ataques cardíacos

Parece que más de la mitad de las personas adultas no saben cepillarse la dentadura correctamente: realizan movimientos circulares en lugar de limpiarlos de arriba a abajo, como barriendo. Además, sólo el 40 % emplea el tiempo recomendado -tres minutos- y un 11 % utiliza seda dental. ¿La consecuencia? El 40% de las personas tiene periodontitis.

Acerca de los ataques al corazón.
Periodontitis y los ataques al corazón.

Existen 700 clases distintas de bacterias que viven en la boca. Sin embrago, muchas de ellas son necesarias pues fortalecen el sistema inmunológico y protegen las mucosidades de algunos gérmenes patógenos.

Periodontitis e infartos cardíacos

Con la periodontitis no sólo aparecen placas dentales, sarro o se presentan problemas de disminución de encías y de caída de los dientes. Estudios recientes han mostrado que una mala higiene bucal puede influir en que una persona sufra un infarto cardíaco. Los científicos han encontrado evidencias de que las bacterias y moléculas que se generan con la inflamación pueden trasladarse desde la boca hasta la sangre y, por lo tanto, llegar al corazón.

Muchas veces, las personas con  periodontitis no saben que la padecen debido a que puede pasar  mucho tiempo sin que sientan dolor alguno. En estos casos, una señal inequívoca es notar la presencia de sangre en las encías; si esto ocurre, se debe acudir lo antes posible a un dentista. De no conocer ninguno se puede consultar amigos y parientes o investigar en Internet en anuncios clasificados.

Si realmente se establece el diagnóstico periodontitis, primero el dentista realiza una limpieza dental a fondo. De no notar ninguna mejora después de dos a tres meses, hay que considerar medidas más avanzadas con una posible terapia con antibiótico.

Naturalmente es mucho mejor prevenir que curar, por lo que es importante mantener una buena higiene bucal lavándose los dientes dos veces al día (la placa bacteriana, o sea, el sarro, necesita al menos de ocho horas para convertirse en un peligro). Resulta más fácil y eficiente cepillarse los dientes usando un cepillo eléctrico y seda dental en días alternos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies