Los mitos del cigarro electrónico

Los mitos del cigarro electrónico

Los mitos del cigarro electrónicoSon muchos los fumadores que eligen el cigarrillo electrónico como método para dejar de fumar. Pero lo cierto es que es un sustitutivo del tabaco que no siempre acaba con ese vicio perjudicial para nuestra salud.

Al fumarlos lo que hacemos es sustituir el humo del tabaco por vapor, pero la nicotina, el componente principal, continúa ahí, lo que impide terminar con la adicción.

Cigarrillos electrónicos

A pesar de lo recién dicho, no se puede negar que tiene menos efectos nocivos para la salud que el tabaco. No es lo mismo tragar vapor que el humo de un cigarro. Aún así, aún no se puede asegurar que su consumo no afecta a la salud; hace poco tiempo que están en el mercado y todavía no se han realizado grandes estudios sobre las consecuencias negativas de fumarlos.

Otra de las discusiones en torno a los cigarrillos electrónicos tiene que ver con la actual legislación que impide fumar en lugares en bares, restaurantes o discotecas, entre otros lugares cerrados. Una Ley polémica en un principio, pero a la que todos nos hemos adaptado sin problemas.

Como los cigarrillos electrónicos no se encuentran incluidos dentro de esta Ley, puede crearse un conflicto si al dueño del establecimiento o, incluso, a algún cliente le molesta que vaporeemos en ese local. Yendo más lejos, el ver el vapor puede hacer que hasta los fumadores puedan pensar que se puede fumar en este lugar y se encienda un cigarro.

Por último, hay que desmentir uno de los grandes mitos que llevan a la gente a no utilizar estos cigarrillos: la existencia de líquidos cancerígenos. Es falso, ya que sólo se ha demostrado en un producto que fue retirado del mercado de forma inmediata.

One thought on “Los mitos del cigarro electrónico

  1. Buenos días,
    Medicamente no sé si los cigarros electrónicos son nocivos o no para la salud, pero lo que sí está claro es que ayudan a mucha gente a dejar de fumar y no crean adicción como el tabaco. Tengo compañeros de trabajo que los han utilizado y llevan tiempo sin fumar. En mi caso particular, llevo 4 meses sin fumar, me daba un poco de miedo utilizarlos, no por que fueran perjudiciales para la salud si no porque para mi lo primero era quitarme la rutina de tener el cigarro en la mano….Así que lo que hice y es lo que recomiendo a los que quieren dejar de fumar es tener mucha fuerza de voluntad y visitar un acupuntor. No sé si es psicológico o no pero os prometo que desde la primera sesión no es que no tuviera mono, es que hasta el olor me daba un poco de asco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies