Los niños de ahora podrían vivir menos que sus padres, según la OMS

Los niños de ahora podrían vivir menos que sus padres, según la OMS

Los niños de ahora podrían vivir menos que sus padres, según la OMSSegún ha advertido Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la generación actual de niños “podría ser la primera en muchísimo tiempo en tener una esperanza de vida menos elevada que la de sus padres”. Esto lo dijo la representante de la OMS al inaugurar la primera reunión de la red mundial contra las enfermedades no transmisibles.

Las enfermedades no transmisibles

Según la OMS, seis de cada 10 muertes diarias en el mundo son debidas a enfermedades que no se contagian. Son las llamadas enfermedades no transmisibles, y son la razón principal por la que los niños de ahora podrían vivir menos años que sus padres. En la reunión, Chan recordó que estas enfermedades afectan cada vez a más personas jóvenes e incluso niños. Proliferan la hipertensión, algunos tipos de cáncer…

Unos 35 millones de personas mueren al año por las enfermedades no transmisibles, entre las cuales se encuentran los problemas del corazón, derrames cerebrales, cáncer, diabetes, desórdenes mentales y enfermedades respiratorias crónicas. Hasta hace poco se creía que estas patologías eran propias de las sociedades desarrolladas. Sin embargo, hasta el 80% de estas víctimas mortales se encuentran en países en desarrollo.

La obesidad, la globalización de hábitos que son nefastos para la salud, la contaminación y una organización social no adecuada a las personas parecen ser las razones por las que los niños de ahora seguramente vivan menos (y bastante peor) que sus padres. Además, los cuatro grandes factores de riesgo tienden a aumentar en los países en desarrollo. Estos son el consumo de tabaco y alcohol, la inactividad física y una alimentación inadecuada.

Según Chan, unos 43 millones de niños en edad preescolar sufren sobrepeso u obesidad. Los números dan miedo, pero más aún si tenemos en cuenta que ni un solo niño debería tener este problema. Lejos de ser algo básico, una buena nutrición es un lujo en este mundo.

La supuesta lucha contra el hambre en el mundo, además de haber fracasado en sus supuestos objetivos, ha venido acompañada de una destrucción de los usos y costumbres de muchas sociedades, que ven cómo sus chavales acaban sumidos en una vida que ni va a ser larga ni les va a merecer demasiado la pena.

Y es que la cuestión no es tan sólo la reducción de la esperanza de vida, que parece una broma después de que nos hayan comido la cabeza con que los avances tecnológicos permitirían que viviésemos muchísimos años. La calidad de vida es algo a tener en cuenta, incluso más que los años que se vivan. Esta calidad de vida también empeora, paradójicamente (o no tanto) ahora que uno puede comprar tantas cosas.

Como señaló Chan, existe además un serio riesgo para los sistemas de sanidad pública: “El precio de la atención a enfermedades crónicas puede ser catastrófico para los pacientes, así como para los sistemas de salud, y llevar a millones de hogares por debajo de la línea de pobreza cada año”, dijo en la reunión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies