Las rabietas y los celos de los niños

Las rabietas y los celos de los niños

A qué edad se manifiestan las primeras rabietas de los niños y qué debemos hacer para intentar corregirlas o evitar el problema de los celos infantiles son solo algunas de las preguntas que nos hacemos los padres y que se intentan responder desde los diversos talleres que organiza regularmente la tienda de juguetes para niños y de higiene del bebé, Baby Deli Store.

Se presentan a los 2 años

En el caso concreto de las rabietas de lo niños, hay que tener en cuenta que los pequeños, desde que nacen, comienzan a descubrir progresivamente que pueden ejercer el control sobre su cuerpo según su propia voluntad, capacidad que continúan experimentando entre los 14 y 18 meses, cuando más o menos empiezan a controlar los objetos que forman parte de su vida cotidiana.

Las rabietas se manifiestan, así, cuando el niño va creciendo y acumulando niveles de frustración a medida que se percata de que no puede realizar todo lo que le gustaría hacer.

Tanto en el caso de las rabietas como en una situación de celos la actitud de los padres es fundamental para afrontar el problema, ya que deben saber encontrar el equilibrio que le permita al niño controlar sus celos con respecto, por ejemplo, a un hermano mayor, y trasmitir al pequeño unos hábitos y límites para favorecer su autoestima y autocontrol.

2 thoughts on “Las rabietas y los celos de los niños

  1. Tengo un niño de 2 años y un bebé de 9 meses. El niño de 2 años siempre ha sido un niño bueno y tranquilo. Supongo que ha sido la llegada de la hermanita lo que ha entorpecido su comportamiento, a parte de la edad de 2 años. Ahora todo son rabietas, todo es NO, vestirse, bañarse, comer….Solo quiere mami. A su padre casi no le saluda cuando llega a casa. Estoy de los nervios, ya no sé como comportarme con él.
    Me podeis aconseljar sobre nuestro comportamiento hacia él?
    Grácias

  2. Muchas gracias por tu comentario, Mónica.

    Creo que deberías acudir a algún psicólogo o pedagogo. El problema es demasiado importante para tratarlo por aquí. Es necesario que un profesional, con plenos conocimientos y capacidad de análisis, se encargue de recomendarte alguan estrategia para mejorar el comportamiento de tu hijo.

    Su actitud no es tan extraña, y seguramente tenga una solución muy fácil, pero vuestra reacción puede no ser la adecuada y puede ser peor el remedio que la enfermedad. Te aconsejo que acudas a un psicopedagogo.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies