cerveza_lactancia

La cerveza sin alcohol aumenta los antioxidantes de la leche materna

cerveza_lactanciaEleva hasta un 30 por ciento estas sustancias contra los efectos perjudiciales de los radicales libres en las células

Desde hace años, las sociedades médicas y los expertos aconsejan no consumir alcohol durante el embarazo y la lactancia materna porque el alcohol que se transmite a la leche y su bebé es el mismo que pasa a la sangre materna cuando lo ingiere la madre. Sin embargo, parece que la cerveza sin alcohol, es decir, libre de la parte de esta bebida que puede perjudicar al niño, tiene efectos positivos durante la lactancia.

Así, las madres que toman cerveza sin alcohol mientras dan el pecho a sus bebés presentan un menor índice de daño oxidativo y un aumento de las defensas antioxidantes tanto en el plasma como en la orina, según revela un estudio recogido en el libro ‘Mujer, Ginecología y Cerveza’, editado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

En concreto, se estima que las madres que suplementan su dieta con cerveza sin alcohol podrían poseer una leche un 30 por ciento más rica en atioxidantes, que son unas sustancias que pueden eliminar los efectos perjudiciales de los radicales libres en las células. De esta forma, se puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, algunos cánceres y distintas patologías neurológicas.

¿Qué compuestos tienen estos efectos protectores? La cerveza sin alcohol, igual que su ‘hermana’ la cerveza tradicional, posee un alto contenido de folato, que es un nutriente esencial y muy necesario en el embarazo porque evita malformaciones en el tubo neural del bebé. Igualmente, contiene polifenoles gracias al lúpulo, que son los antioxidantes naturales que proporcionan a la leche materna esa acción cardioprotectora y antioxidante.

A la luz de los resultados de este estudio, desarrollado por la Universidad de Valencia y el Hospital doctor Peset, las mujeres embarazadas deben tener en cuenta que la cerveza llamada ‘sin’, como la Mahou sin, contiene entre un 0,7 y 0,9 por ciento de alcohol, mientras la denominada ‘0,0’ está totalmente libre de alcohol. Por su parte, la ‘light’ únicamente tiene menos calorías que la convencional, pero contiene alcohol (entre 2,4 y 3,5).

El libro ‘Mujer, Gineconología y Cerveza’ recuerda también otros beneficios para la salud de esta bebida en las distintas etapas de la vida de una mujer. Así, señala que el consumo moderado de cerveza podría tener efectos positivos en las menopáusicas al contener fitoestrógenos, que actúan de manera parecida a los estrógenos femeninos, aunque más levemente, atenuando algunas molestias derivadas de la privación estrogénica.

 

 

 

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies