OFTALMOLOGOS KU34.jpg

OPERACIÓN DE CATARATAS. CUANTO ANTES, MEJOR

Las cataratas son un problema visual asociado a la edad y son prácticamente imposibles de prevenir pero existen ciertos síntomas que nos pueden alertar cuando comienzan a aparecer. Así, si una persona empieza a percibir los colores con menos intensidad, tiene una visión nocturna mala, ve doble, tiene deslumbramientos frecuentes o necesita una luz más potente para leer, es posible que esté empezando a sufrirlas.

En definitiva, las cataratas provocan un deterioro serio de la visión y, con ello una importante pérdida de la calidad de vida. Se producen cuando el cristalino (la lente natural del ojo humano que permite la entrada de los rayos de luz) deja de ser transparente debido, sobre todo, al paso del tiempo. El envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida han provocado un aumento de la prevalencia de las cataratas. En España, un 47% de la población padece cataratas, lo que supone unos 20 millones de personas.

Actualmente, la facoemulsificación es el método más avanzado para el tratamiento definitivo de las cataratas. Este procedimiento consiste en la utilización de ultrasonidos para disolver y extraer el cristalino deteriorado y sustituirlo por una lente intraocular artificial que hace su misma función, que dura toda la vida y no pierde transparencia. La facoemulsificación permite intervenir al paciente cuando las cataratas son incipientes. Es más, el procedimiento es más sencillo si las cataratas no están formadas del todo, por eso, en Clínica Baviera ofrecen a los pacientes la posibilidad de operarse de cataratas cuando comienzan a percibir los primeros síntomas para que la dolencia no llegue a afectar de forma determinante a su calidad de vida, sin listas de espera y con la experiencia de un grupo de oftalmólogos que ya ha realizado más de 50.000 intervenciones de cirugía de cristalino.

Otra de las ventajas de operarse en Clínica Baviera es que el paciente no va a eliminar sólo su problema de cataratas sino que, gracias a la utilización de lentes multifocales de última generación, se solucionarán también otros posibles defectos visuales que tenga el paciente como la vista cansada o la miopía. 

Leer Más

Guarda las gafas y lentillas gracias a cirugía láser

Hasta hace unos años, las personas que padecían miopía, hipermetropía o astigmatismo no tenían otra alternativa que usar gafas y/o lentillas si querían tener una visión más o menos correcta. Sin embargo, esto suponía perder cierta calidad de vida ya que las molestias son muchas; ojos irritados por el uso de las lentillas, gafas empañadas al entrar en un local, gafas que se mojan con la lluvia, que se resbalan por la nariz en verano, o lentillas que cada día se aguantan peor, etc. Todas estas situaciones cotidianas, y otras muchas que reducen la calidad de vida de los afectados, tienen hoy en día una fácil solución gracias al láser.

La corrección visual por láser es una técnica que consiste en esculpir la córnea para permitir la correcta proyección de las imágenes en la retina y con ello corregir los defectos de refracción más comunes (miopía, hipermetropía y astigmatismo). Además de su eficacia, la operación ofrece múltiples ventajas desde el punto de vista del paciente, ya que es indolora (se realiza con anestesia tópica), cómoda (en pocos minutos y sin hospitalización) y de rápida recuperación (el paciente puede volver a su actividad cotidiana al día siguiente de la intervención).

A pesar de ser una operación sencilla, los expertos de Clínica Baviera recomienden acudir a centros médicos de prestigio que ofrezcan todas las garantías de seguridad. Es fundamental que antes de la operación se lleven a cabo una serie de pruebas optométricas y oftalmológicas que dan al oftalmólogo toda la información necesaria sobre el defecto a eliminar y confirmarán si el paciente cumple los requisitos para ser candidato a la cirugía o es preferible buscar un tratamiento alternativo.

La corrección visual por láser es una técnica que consiste en esculpir la córnea para permitir la correcta proyección de las imágenes en la retina y con ello corregir los defectos de refracción más comunes (miopía, hipermetropía y astigmatismo). Además de su eficacia, la operación ofrece múltiples ventajas desde el punto de vista del paciente, ya que es indolora (se realiza con anestesia tópica), cómoda (en pocos minutos y sin hospitalización) y de rápida recuperación (el paciente puede volver a su actividad cotidiana al día siguiente de la intervención).

A pesar de ser una operación sencilla, los expertos de Clínica Baviera recomienden acudir a centros médicos de prestigio que ofrezcan todas las garantías de seguridad. Es fundamental que antes de la operación se lleven a cabo una serie de pruebas optométricas y oftalmológicas que dan al oftalmólogo toda la información necesaria sobre el defecto a eliminar y confirmarán si el paciente cumple los requisitos para ser candidato a la cirugía o es preferible buscar un tratamiento alternativo.

Leer Más

1174226622_850215_0000000000_sumario_normal (1)

Olvídate de la miopía. la hipermetropía y el astigmatismo con la cirugía refractiva.

La cirugía refractiva incluye todos los procedimientos quirúrgicos que están encaminados a corregir los defectos de la refracción (miopía, hipermetropía o astigmatismo) y/o la combinación de cualquiera de ellos. Para una visión clara, la córnea y el cristalino (las lentes naturales que se encuentran en el ojo) deben refractar los rayos de luz adecuadamente sobre la retina, de manera que las imágenes se enfoquen de manera clara. Cuando las imágenes no se enfocan de manera correcta y los objetos se ven borrosos, se producen los denominados defectos de la refracción.

Existen diferentes técnicas para la corrección de estos defectos y debe ser el oftalmólogo el que decida cuál es la técnica más adecuada a cada caso dependiendo de la edad y de las características físicas del paciente. En general, para determinar si un paciente es o no candidato a la cirugía y evaluar cuál es la técnica ideal que debe aplicar, el equipo médico debe llevar a cabo un exhaustivo estudio en cada caso, que incluye medición de la agudeza visual y la graduación, un estudio del segmento anterior del ojo y un estudio del segmento posterior del ojo. No todos los pacientes se pueden operar con todos los procedimientos y el elevado éxito de este tipo de cirugía viene determinado por la selección del paciente previa a la intervención.

La técnica Lasik es la más extendida en la actualidad en la práctica de la cirugía refractiva. En este caso, el oftalmólogo utiliza el láser Excimer, que produce un tipo de energía muy preciso e inocuo para los tejidos oculares, y lo aplica en las capas más profundas de la córnea para modificar su curvatura. El paciente está en el quirófano durante unos 15 ó 20 minutos aproximadamente.

En nuestro país esta técnica se lleva aplicando desde hace más de 20 años y más de un millón de españoles ya se han olvidado definitivamente de sus gafas y/o lentillas. Clínica Baviera, en sus más de 25 años de existencia, ha realizado más de 500.000 tratamientos con unos resultados y unos índices de satisfacción excepcionales.

A pesar de ser una operación sencilla y de probada eficacia, los expertos de Clínica Baviera recomiendan acudir a centros médicos acreditados que ofrezcan todas las garantías de seguridad.

 

Leer Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies