ojo-seco

Síntomas y tratamiento del ojo seco

ojo-secoEl ojo seco o queratoconjuntivitis sicca es una de las patologías más frecuentes en oftalmología, probablemente la más habitual. De hecho, los estudios publicados coinciden en que el ojo seco tiene una prevalencia de entre un 10 y un 20% de la población adulta en el mundo, aunque estos datos son difíciles de precisar ya que los síntomas de esta patología pueden ser inespecíficos y muchos pacientes no acuden al especialista a solicitar tratamiento.

Algunos de estos síntomas, que son muy comunes entre la población de más de 40 años, podrían ser sensación de picor, dificultad de abrir los ojos por la mañana o sensación de arenilla. Estos síntomas son las señales de alarma que lanza nuestro sistema visual para avisarnos de que la lubricación de nuestro ojo se puede encontrar disminuida o, incluso, francamente comprometida. Hoy en día, con el uso de ordenadores y otros dispositivos electrónicos que reducen la frecuencia de parpadeo, el ojo seco es una afección que se presenta en gente cada vez más joven. Así, hasta un 35% de las consultas que se atienden en los servicios de oftalmología tienen alguna relación con esta patología.

La calidad de vida del paciente con ojo seco se ve afectada en función de la severidad de la dolencia que puede causar, desde leves molestias hasta incapacidad para desarrollar la vida diaria e, incluso, en casos muy severos, riesgo de perforación ocular.

Existen muchos tratamientos para el ojo seco que el oftalmólogo aplicará en función del origen de la patología. Lo primero que hay que hacer es eliminar los factores agravantes, como el exceso de horas ante el ordenador, las calefacciones… Las terapias más habituales son aquellas destinadas a hidratar la córnea mediante lágrimas artificiales en diferentes concentraciones y con componentes distintos. Estos fármacos suplen a las lágrimas que el paciente produce en menor cantidad o con menor calidad. Hay otros tratamientos que estimulan la producción de lágrima (secretagogos), otros son antiinflamatorios, inmunosupresores y sustitutivos biológicos. Los casos más graves pueden llegar a necesitar tratamiento quirúrgico.

Cada uno de estos tratamientos es efectivo en función de la severidad del ojo seco. En la gran mayoría de los pacientes, el especialista es capaz de mejorar sensiblemente la calidad de visual del paciente y, por tanto, su calidad de vida.

 

902 130 100

www.clinicabaviera.com

4 thoughts on “Síntomas y tratamiento del ojo seco

  1. El mejor tratamiento contra el ojo seco es prohibir que vendedores sin escrúpulos disfrazados de doctores sigan mutilando a base de disparos LASIK los ojos de la gente que con su buena intención cometen el error de confiar su salud visual a empresas autollamadas “clínicas”, como por ejemplo la “Clínica Baviera”. Su tan preciada “cirugía refractiva” está llenando España de ojos quemados, resecos, con aberraciones corneales, que envejecerán con rapidez y desarrollarán secuelas insufribles hoy en día impredecibles. Exactamente así son mis ojos tras el disparo LASIK made in Clínica Baviera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies