Traumatismos faciales y sus consecuencias

Muchas personas sufren en sus rostros la consecuencia de un traumatismo facial producido por un accidente de coche o quizás por  un golpe practicando algún deporte. Uno de los más frecuentes es la ruptura o la torcedura del tabique nasal.

Aunque algunos actores famosos lucen la conocida como “nariz de boxeador” lo cierto es que es un rasgo que no suele resultar muy favorecedor y que solo gusta a determinadas personas. Para la mayoría es un defecto que se soporta, pero no algo realmente atractivo.

En el caso de las mujeres todavía es peor, ya que los cánones de belleza son mucho más exigentes para ellas y la nariz puede cambiar totalmente el aspecto de toda la cara restándole armonía y belleza.

No vivas con complejos

La solución para este problema llega de la mano de la cirugía estética, pero es bien cierto que muchas personas temen entrar a un quirófano para retocarse la nariz. Una cirugía mal realizada puede ser todavía peor que un tabique ligeramente torcido o un caballete consecuencia de una ruptura.

Por eso, el primer paso es elegir bien a los expertos que se harán cargo del problema. Se debe de optar por especialistas que sepan muy bien cuál es el terreno en el que se están moviendo y que ofrezcan a la persona a operar una visión muy realista de qué es lo que se puede conseguir en su caso concreto.

Los expertos en traumatismos faciales en DrLalinde son de los mejores y controlan las técnicas más avanzadas pudiendo no solo corregir una nariz con secuelas de algún golpe, sino incluso lesiones mucho más graves que afecten a pómulos o a mandíbulas.

Gracias a su intervención se puede conseguir devolver el equilibrio a un rostro y lograr que vuelva a verse bonito devolviéndole a la persona la confianza en su aspecto físico y la ilusión por mirarse nuevamente en un espejo.

Estética y funcionalidad

Cuando se trata de operar traumatismos faciales la estética es muy importante, pero también lo es la funcionalidad. Para el cirujano debe de ser fundamental no dañar dicha funcionalidad y, si es posible, ayudar a recuperarla para que todo sea lo más normal posible.

Para lograr los mejores resultados se recomienda no esperar y operarse lo antes posible, ya que una fractura reciente siempre es más fácil de corregir que una que ya tiene muchos años de historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies