Cirugía estética muy íntima

Vaginoplastia, cirugía “de cintura para abajo”

Cirugía estética muy íntima
Cirugía estética muy íntima

A menudo es difícil diferenciar si los avances tecnológicos en materia de cirugías estéticas representan un progreso natural o si, en cambio, se elevan más bien como un método para alimentar hasta el más ínfimo capricho estético del ser humano.

¿Cuál es la medida para situarse de un lado o del otro de esa línea difusa? No somos conscientes verdaderamente de ello, pero solo sabemos que, en la actualidad, la belleza se edifica, se derrumba, y se vuelve a edificar: sino analicemos el caso de la vaginoplastia, una de las cirugías más demandadas por la mujer actual.

Cirugía estética muy íntima

Hasta hace tiempo, no existían procesos estéticos capaces de reformar o rejuvenecer ciertas propiedades de la mujer, en fin, eso ha pasado a la historia. Con la vaginoplastia, cualquier mujer disconforme con el aspecto de su vagina puede transformarla y cambiar su apariencia.

“La cirugía conocida como vaginoplastia se ha convertido en una de las intervenciones más solicitadas. Generalmente se someten a este proceso las mujeres que han sido protagonistas de muchos partos y también las mujeres maduras. Aunque todo tipo de mujeres llegan con consultas y ganas de realizar un rejuvenecimiento” dice un profesional. Esta afirmación nos ilumina, además, sobre esa línea difusa de la cual hablábamos antes: no parecen ser idénticos los casos de una madre que se somete a esa operación tras haber tenido abundante familia que el de una mujer joven cuya necesidad es, más bien, del tipo compulsiva.

Algunos datos necesarios sobre la vaginoplastia:

– La operación no turba la sexualidad de “ellas”. Solo actúa sobre la anatomía de ciertos órganos (la parte física).
– Existen diferentes tipos de vaginoplastia (el término refiere a una categoría) siendo la más popular la “remodelación de labios menores” y, en segundo lugar, la de “reducción de pubis abultados”.
– Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética no es recomendable operar a nadie que no sea mayor de edad y, aún más, se recomienda que quiénes se sometan a esta intervención hayan pasado la barrera de los 25 años como mínimo.
– De acuerdo a la evolución de cada paciente, el post operatorio va de las tres semanas al mes y la intervención, en sí misma, no presenta grandes riesgos.

One thought on “Vaginoplastia, cirugía “de cintura para abajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies